• Municipios

Se deslindan sindicalizados del extinto SAS de daños a línea de conducción del agua

  • e-consulta Veracruz
La lideresa sindical del extinto SAS, Angélica Navarrete, aseguró que el tubo de 42 pulgadas había presentado una ruptura anteriormente.

Veracruz, Ver.- La secretaria general del Sindicato de Trabajadores del extinto Sistema de Agua y Saneamiento (SAS), Angélica Navarrete Mendoza, rechazó las acusaciones en contra de sus agremiados a quienes se responsabilizó por el daño provocado al tubo que abastece del líquido a las ciudades de Veracruz y de Boca del Río.

La lideresa sindical aseguró que el tubo de 42 pulgadas, que suministra el agua desde la planta potabilizadora de El Tejar a ambas ciudades, había presentado una ruptura anteriormente.

Incluso, la entrevistada recordó que se reportó la falta de mantenimiento a la red hidráulica y a los pozos de extracción del agua, pero quienes dirigían el extinto SAS no atendieron las observaciones que se les presentaron.

Angélica Navarrete opinó que la ruptura del tubo pudo deberse a la mala operación en la planta de El Tejar que hicieron los trabajadores del Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (MAS).

“Esa línea, por lo que nos dicen nuestros compañeros, ya tenía una ruptura y ya se estaba trabajando por parte de los contratistas, el señor Zamorano ya había mandado a hacer la pieza, la corona que le pusieron de fierro, esa línea ya estaba dañada, nosotros nos maginamos que ellos no supieron mandar el agua de las bombas a las redes y sobrecargaron el tubo de agua, eso trae una presión peligrosa para cualquier ser humano que quiera hacer algo en ese tubo”, expresó.

Navarrete Mendoza dijo que los trabajadores sindicalizados no atentarían en contra de los ciudadanos, por lo que los deslindó del daño que se originó en la línea de conducción.

La lideresa sindical consideró que existe una diversidad de intereses detrás del servicio del agua, los cuales tienen como objetivo acabar con la organización gremial.

“Jamás atentaríamos en contra de la ciudadanía, nosotros lo que vemos aquí es que hay un interés de los presidentes municipales y de muchos actores políticos que quieren culpar al sindicato porque es un negocio para quien lo promueve, para quien está detrás de estas personas, además de que nosotros vemos que cada quien va a tener un negocio en el sistema”, concluyó.

Avc